Selección, Orientación Laboral y RRHH

Blog de Jaime Armada Fernández

7 valiosas lecciones que nos ofrece “El viejo y el mar”

Ayer, 25 de Junio, fue el día de la gente de Mar. Estuve pensando en rendir un homenaje a este colectivo, pero no se me ha ocurrido hasta hoy, al ver “el viejo y el mar” en mi mesilla de noche. De esta manera, a partir del viejo pescador que protagoniza esta obra, podemos extrapolar muchas enseñanzas que aplicar en nuestro día a día. Ya sea en nuestro trabajo o en la búsqueda de uno.

 

Se paciente y nunca te rindas.

El protagonista, Santiago, al iniciar el relato, lleva 84 días sin pescar nada. Aún así, ha salido a faenar día tras día. No tira la toalla y tiene la esperanza de que algún día próximo, pescará alguna pieza. Es Tenaz. No abandona y una vez fija sus objetivos, no hay nada, ni nadie, que le haga dejarlos.

 

“Pudiera dejarme ir a la deriva(…) y dormir y echar un lazo al dedo gordo del pié para ver si pican. Pero hoy hace ochenta y cinco días (que no pesco) y tengo que aprovechar el tiempo“.

 

Haz el trabajo bien hecho

Poco a poco, Santiago va realizando las acciones lo mejor que puede dentro de cada situación, por mucho que la probabilidad de éxito sea pequeña. Ya sea disponer el sedal, cuidar su salud o cambiar de postura sobre el bote realiza cada acción con cuidado, eficiencia y reflexionando sobre los efectos que puede tener.

 

“Yo los mantengo con precisión. Lo que pasa es que ya no tengo suerte, Pero prefiero ser exacto. Luego, cuando venga la suerte, estaré dispuesto”.

 

La experiencia es importante.

En este punto he decidido no incluir ninguna cita. Esto es así, por que la experiencia es la suma que se extrae de todos los actos del protagonista. Ya sea la técnica que emplea, saber interpretar las brisas marinas, reconocer los diferentes peligros del mar o saber orientarse. Todo ello, son conocimientos que ha ido obteniendo a partir de la experiencia de sus años de marinero.

 

Céntrate en el presente

Muchas veces pasamos nuestro tiempo lamentándonos por aquello que no hicimos en el pasado, por aquello que pudimos haber hecho. Pero eso no tiene solucción. Lo que si que podemos hacer, es centrarnos en el problema presente y atajarlo. Mientras hacemos eso, debemos centrar toda nuestra atención en ello y no crear expectativas.

 

“Piensa en esto; piensa en lo que estás haciendo. No hagas ninguna estupidez”. “Debiste haber traído muchas cosas (…). Pero no las has traído, viejo. Ahora no es el momento para pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay”.

 

Prioriza

Si tenemos unos objetivos claros, podemos establecer que es importante y que no. Que es urgente y que no lo es. de esta manera, priorizar es fundamental cuando nos enfrentamos a cualquier problema. Santiago deja de lado muchas cosas, pero no todo aquello que es necesario para obtener su objetivo final.

 

“Habré perdido 200 brazas de cordel catalán y los anzuelos y alambres, Eso puede ser reemplazado. Pero este pez, ¿Quién lo reemplaza? Si engancho otros peces, pudiera soltarse.

 

Se humilde: enfréntate cada vez al problema cómo la primera vez

El protagonista acepta su “mala suerte”. No se esconde detrás de su Ego y acepta toda la ayuda que le proveen. Cuando se hace a la mar, lo hace desde una posición de respeto y así actúa delante de los retos que se le prensentan.

 

“El millar de veces que lo había demostrado no significaba nada. Ahora lo estaba probando de nuevo. Cada vez era una nueva circunstancia y cuando lo hacía no pensaba jamás en el pasado”.

Conócete a ti mismo

Por último, el relato nos enseña que debemos conocernos. Santiago conoce sus fortalezas y debilidades. Sabe cuando tiene que guardar sus energías y cuando gastarlas. Igualmente, sabe sus puntos flacos y sus fortalezas.

 

” Recuerda dormir (…). Oblígate a hacerlo e inventa algún modo simple y seguro de atender a los sedales (…) podría pasarme sin dormir (…), pero sería demasiado peligroso”

 

Obra: Hemingway, E. (1952) El viejo y el mar. Barcelona: RBA editores.

 

Anuncios

2 comentarios el “7 valiosas lecciones que nos ofrece “El viejo y el mar”

  1. CeliaHil
    1 julio, 2014

    Bonito escrito Jaime e interesante para reflexionar.

    😉

¡Me encantaría saber tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 26 junio, 2014 por en Uncategorized y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: