Selección, Orientación Laboral y RRHH

Blog de Jaime Armada Fernández

Obtener visitas en tu perfil de LinkedIn no significa nada

Hoy me gustaría hablar sobre un tema que a todo el mundo parece interesarle en LinkedIn, las visitas a nuestro perfil. Existe la creencia generalizada de que tener visitas es bueno, pero no tiene por qué necesariamente ser siempre cierto. En este artículo os quiero explicar por qué obtener visitas no es algo importante.

Hace tiempo, tenía la creencia de que tener visitas en LinkedIn era importante. “Si mi público objetivo está en esta red, debo conseguir que visiten mi perfil”. Para ello, publicaba contenido de vez en cuando, lo que me granjeaba algún curioso ocasional. Sin embargo, la cosa no pasaba de ahí, mi red era muy pequeña.

Más tarde llegué a la conclusión de que debía ampliar mi red y la cosa fue realmente bien; añadía a un montón de profesionales interesantes a mi red. Con ello, las visitas aumentaron. Pero llegó un momento en el que me plantee que quizás podía obtener más visitas si me ponía a ello.

Los métodos existen y cualquier persona puede obtener muchísimas visitas si lo desea. La cuestión aquí es si merece la pena usarlos o no y, bajo mi opinión, muchos de estos métodos son contraproducentes y empañan tu imagen profesional. Aquí os expondré algunas de las maneras que he visto que pueden ser muy efectivas a la hora de crear multitud de visitas pero que también lo son a la hora de destruir lentamente tu marca personal y erosionarla. Por ello digo, que obtener visitas a tu perfil no significa nada, sino cómo las obtienes.

1) Enviar mails en masa

¿Quién no tiene a su querido Spammer en LinkedIn? Es aquella persona que nos manda repetidamente mails sobre sus cursos, productos maravillosos u ofertas. Puede ser que la primera vez te resulte interesante, pero cuando recibes uno de sus mails por enésima vez, decides que esa persona está consumiendo tu tiempo de manera inútil y sientes que está cometiendo una intrusión enviándote mails.

Ante esta situación, los usuarios normalmente acabarán eliminando los mails de estas personas sin apenas leerlos, los bloquearán y eliminarán de su red. Además, haciendo este tipo de publicidad en LinkedIn te pueden reportar y denunciar tu cuenta, por lo que podría ser cerrada. En el mejor de los casos, quedas como “aquel pesado” delante de toda tu red de contactos y pocos sentirán inclinación por interactuar contigo.

2) Publicar actualizaciones constantes con contenido poco relevante

Hay numerosos contactos que emplean como estrategia de visibilidad publicar contenido sencillo, rápido y viral, cómo imágenes o frases. No estoy en contra de la publicación puntual de este tipo de contenido (¿Quién no ha publicado alguna gran frase de Nelson Mandela o Gandhi?) , pero cuando aparece publicación tras publicación se torna algo molesto.

Esto empeora en el caso de que este contenido no tenga nada que ver con LinkedIn. En esta red se espera un mínimo de profesionalidad y se pueden ver circulando numerosas fotos que no tengan nada que ver con la red, pseudoproblemas matemáticos o actualizaciones más de carácter personal. Todo esto hace que satures al lector por una parte y que te perciba como poco profesional.

3) Pedir contactos

Hace poco yo mismo he utilizado esta técnica cómo manera de obtener contactos de diversos perfiles que quiero tener, del entorno de los RRHH. Eran perfiles que me interesaban, pero este método no me convencía. De esta manera, al de poco tiempo llegué a una conclusión, que el hecho de pedir contactos en grupos de networking de LinkedIn habla en contra de la imagen profesional.

Estamos en la cultura de la conexión y colaboración ¿Cómo puede ser eso malo? A mi parecer el hecho de pedir contactos (y más si se hace de manera continua) da la impresión de que lo único que te importa es tener contactos, cantidades, más que buenas conexiones. Esto de por sí, hará que muchas personas se alejen de ti y, además, si tus mensajes en las redes de “conectad conmigo” son muy repetitivos, muchos usuarios te acabarán desechando tus actualizaciones, reduciendo tu visibilidad a público objetivo. Por último, los contactos que consigues por este método no son siempre de calidad y no te aportan.

4) Publicación de contenido no adecuado en grupos

Hay muchísimos grupos en LinkedIn y cada uno está especializado en varios ámbitos. Una excelente manera de obtener más visibilidad es publicando contenido en tus grupos. Eso te convertirá en un valioso miembro del grupo, ya que le estarás aportando cosas y beneficiarás a los demás. No obstante, esto no siempre es así. Cuando publicas contenido por publicar en los grupos y este material no es adecuado para el grupo no te estarás haciendo ningún favor.

Publicar contenido relevante para el grupo en cuestión hará que se comparta más y se valore más tu aportación. Aportar contenido no adecuado te situará cómo spammer en la mente de muchas personas y los habituales del grupo evitarán tu contenido. Finalmente, si el grupo lo gestiona un admin, es posible que acaben de echarte del grupo.

 

Así pues, con todos estos ejemplo, espero que os penséis si merece la pena tener visitas de esta manera en LinkedIn. Más vale obtener menos visitas, pero que éstas sean de calidad.

Un abrazo y espero que os haya gustado,

@Jaime_armada

Anuncios

¡Me encantaría saber tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 febrero, 2015 por en linkedin, marca personal y etiquetada con , .
A %d blogueros les gusta esto: