Selección, Orientación Laboral y RRHH

Blog de Jaime Armada Fernández

La entrevista de trabajo más dura

Muchos habréis experimentado diversas entrevistas de trabajo. En muchas os preguntaban sobre vuestra experiencia, vuestros estudios u os administraban numerosos psicotécnicos. También es posible que os hicieran preguntas sobre el trabajo a desarrollar, os hicieran la entrevista en inglés u os pidieran que realizarais pruebas de rendimiento que valoraban cómo cumplíais con tareas específicas. No obstante, a mi parecer, existen entrevistas que resultan aún más difíciles que estas todavía.

Cuando digo que son difíciles, no lo digo solamente para el entrevistado, sino también para el entrevistador. Desde mi punto de vista, las entrevistas más complejas son las entrevistas en profundidad. En ellas lo que se intenta hacer es ahondar en las vivencias personales y basar la entrevista en las experiencias de la persona entrevistada.

Este tipo de entrevista no sólo se emplea en reclutamiento, si no que se usa también en investigación, donde la he podido conocer y aplicar. De esta manera, podemos encontrar que una entrevista en profundidad sea muy estructurada o, por otro lado, no lo sea en absoluto. Sin embargo, se suelen distinguir por ser largas, tratar la temática con exhaustividad y desde el cómo el entrevistado vive la situación.

Pero, ¿Por qué resulta tan difícil? ¿Os habéis encontrado en una entrevista en la que lo que importara fuera vuestro punto de vista? Y no sobre cualquier cosa, si no sobre vuestras experiencias profesionales. Así es la entrevista en profundidad. Busca vuestra experiencia personal en situaciones muy concretas e intenta obtener el máximo de información de ellas. Por ello, no es una entrevista en la que podaís iros por las ramas, evitar ciertos temas o presentar situaciones que no sean reales, ya que para poder profundizar en la entrevista y llegar al nivel de detalle que nos requieren, hará falta que esas situaciones las hayas vivido y experimentado.De eso se trata, del detalle.

Ahora, os desgranaré un poco más esta entrevista y en qué se basa y, lo mejor de todo, explicaré por qué me parece que resulta tan buena en reclutamiento. Lo que buscamos son incidentes críticos que recojan la experiencia del candidato. Esta experiencia puede estar relacionada con tareas específicas, competencias y maneras de enfrentarse a los problemas de manera específica. Por esta razón, no es tan importante lo que dices, si no lo que buscan los entrevistadores. Ellos podrán valorar, a partir de tu discurso, hasta que punto presentas competencias cómo la lógica, extroversión, adaptabilidad, pensamiento crítico….

¿Buscan a una persona extrovertida o a una introvertida? ¿Buscan a alguien minucioso o a alguien que sea capaz de trabajar de manera más rápida? Pueden buscar muchísimas cosas y, en este caso (Y diría que en ninguno) no nos va a servir de nada mentir. En la entrevista en profundidad, después de haber creado un marco de confianza y conocernos con el entrevistado o entrevistada pasaremos a delimitar las experiencias que buscamos.

Una vez hayamos delimitado estas experiencias, competencias, actitudes o habilidades, haremos que la persona entrevistada explique numerosas situaciones en las que aparecen. A partir de ahí, buscaremos acotar más esas experiencias. ¿A qué problema se enfrentó esa persona y por qué decidió hacerlo? ¿Qué hizo, cómo lo hizo y para qué? ¿Cuáles fueron los resultados, qué conclusiones sacó de esa experiencia? Al candidato le podemos hacer muchas de esas preguntas para profundizar en nuestro conocimiento sobre él. Pero, la más importante, y que nos debemos hacer a nosotros mismos, es cómo encaja todo ello en referente al perfil que buscamos.

Una vez hayamos puesto en contexto las competencias de nuestro candidato y las hayamos sometido a prueba a lo largo de diferentes experiencias y situaciones, podremos tener una idea más clara de cómo es nuestro candidato. Es por ello que esta entrevista me parece de las más complejas. Con un nivel de detalle y profundidad tan elevado, se nos valorará exactamente por cómo nos hemos comportado en nuestra experiencia y por si ello se adecua al trabajo a desarrollar.

Gracias por la lectura y un abrazo,

Jaime Armada

Anuncios

¡Me encantaría saber tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 febrero, 2015 por en empleo, entrevista, rrhh, selección y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: