Selección, Orientación Laboral y RRHH

Blog de Jaime Armada Fernández

No presentes tus autocandidaturas de cualquier manera

Normalmente he venido ofreciendo consejos para la búsqueda de trabajo desde la perspectiva de la orientación laboral. Estos consejos han abarcado muchas áreas: la creación del Currículum, la carta de presentación, la realización de la entrevista, el entrenamiento de las competencias o mejorar la presencia en las redes son ejemplos de ello.

No obstante, hoy me gustaría ofreceros consejos desde otras perspectivas, la del reclutador y la del headhunter. Esta entrada la focalizaré en las candidaturas espontaneas, de las que a diario recibo unas cuantas. Entiendo cómo candidaturas espontaneas aquellas que el reclutador recibe por parte de los candidatos sin que estos hagan referencia a ninguna oferta que el reclutador haya publicado.

Yo, personalmente, estoy a favor de este tipo de candidaturas. Hablan bien del candidato a priori, mostrando su motivación y actitud. No obstante, esta ventaja inicial que pueden tener los candidatos, enseguida puede verse mitigada o anulada completamente si hacen la candidatura de una manera incorrecta.

Me encanta encontrar mensajes de personas en búsqueda activa en mi buzón y me suelo mirar siempre los CV por si encajan en alguno de los procesos que tenemos. Por otro lado, noto que muchos candidatos no hacen lo mismo con nosotros. Raro es el candidato que se para a mirar información sobre mi perfil y, aún más raro, sobre la consultoría en la que trabajo.

El esfuerzo que inviertes en tu candidatura se refleja en la misma. Tus ganas, tu motivación. Aún así, son muchas las candidaturas que me llegan únicamente con un CV, sin texto alguno, ni siquiera con un asunto. O, con una corta frase al más puro estilo “te dejo mi CV por si tienes algo”. Es el equivalente a venir delante de mí y tirar tu CV al suelo y decir “cógelo de ahí y míratelo, igual me puedes encontrar un trabajo”.

Si vas a ofrecer tu candidatura a una persona que no conoces, muestra un mínimo de interés en ello. No es lo mismo encontrar una candidatura en la que no pone absolutamente nada, que alguna con contenido. Siguiendo con esta dinámica, no es lo mismo una dirigida de una manera neutra “Hola…” que dirigida a mí “Buenos días, Jaime…”.

Todo depende de las ganas que le pongas. Es increíblemente fácil pueden buscar algo de información sobre mí o donde trabajo. Después de todo, pueden encontrar TODO a unos clicks de distancia, está accesible en la red para quien lo desee. Cuando noto que alguien se toma esas molestias para obtener más información, tomo cuidados extras con sus CV y cartas de presentación.

Por otra parte, ¿Que es lo que hacemos con los CV? Los selectores no tenemos una memoria de elefante que nos permita tener en la mente los miles de CV que vemos. Siendo así el caso, los almacenamos en bases de datos, maneras de acceder rápido a la información que necesitamos. ¿Qué es lo que recomendaría que hicierais? Dar una idea muy clara de lo que buscáis y vuestro perfil en un par de frases. Eso nos facilita mucho el trabajo y os hace tremendamente accesibles.

Cómo ejemplo: “Soy un profesional de la enfermería, con 2 años y medio de experiencia en planta y busco una posición en el sector en la zona de Barcelona”. Luego, puedes hacer la carta de presentación más extensa, pero si la encabezas con un resumen de estas características, tendré una idea clara de ti en unos segundos. Mucha gente cree que por poner más y tener un CV de 6 páginas tendrá más opciones, cuando es al revés. Una información clara, concisa y bien estructurada es lo que queda en la memoria, ya que empleamos poco, muy poco tiempo, en leer un CV.

A parte de esa información, no está de más poner un teléfono de contacto, ser educados en el mail y agregar a tus reclutadores favoritos en las redes sociales. La idea es que te tengan presente y siempre puedes hacer seguimiento después de unos meses, sin ser excesivamente pesado o pesada. Con todo esto, os invito a agregarme y a enviarme vuestras autocandidaturas. Muy posiblemente ahora no tenga vuestra oferta pero, al menos, os servirá para poneros en movimiento y practicar.

¿Os animáis a enviar autocandidaturas?

Un abrazo,

Jaime Armada

Anuncios

4 comentarios el “No presentes tus autocandidaturas de cualquier manera

  1. Pedro Goni
    21 mayo, 2015

    Jaime estupendo el artículo. Compartido. Un saludo.

  2. Elena Ariño Lecina
    21 mayo, 2015

    Me ha encantado, Jaime, lo suscribo palabra por palabra, a ver si las personas nos damos cuenta de que, de verdad, trabajarse la auto candidatura sí, ¡es útil! Un saludo!

  3. Ascen (@Bali9970)
    21 mayo, 2015

    Hola Jaime, me ha gustado mucho tu post!!!! Cuando escribo mis autocandidaturas intento ponerme en la piel del reclutador o la persona que va a leer mi C.V. e intento facilitarle la tarea…. aunque en realidad lo que pretendo es que se acuerde de mí para su posible vacante. Gracias de nuevo!!! Un cordial saludo.

  4. graciela stoll
    21 mayo, 2015

    Hola Jaime, Muchas gracias por compartir
    tan valiosos consejos, estoy de acuerdo
    contigo en la importancia de tener un acercamiento
    que refleje actitud!!

    Saludos

¡Me encantaría saber tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 mayo, 2015 por en cv, orientación, rrhh, selección y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: