Selección, Orientación Laboral y RRHH

Blog de Jaime Armada Fernández

¿Por qué dicen falta de talento, cuando quieren decir falta de inversión?

La tasa de desempleo se ha reducido a niveles de 2008 tal y cómo podemos ver en un artículo del economista y se sitúa en un índice del 15.8% (Mayo 2018). Este es un gran dato, pero aún está lejos de acercarse a una situación de pleno empleo.

Con esta información y con tanta gente necesitada de un empleo como hay, cuesta imaginar que a las empresas les cueste encontrar trabajadores. No obstante, así es, tal y cómo vemos en el informe de Randstad. En el último año, cerca del 91% de las empresas han realizado algún proceso de selección y, actualmente, el 65,6% de las compañías tienen algún tipo de vacante y no es sólo eso, si no que dos tercios de estas vacantes son difíciles de cubrir, por lo que más de la mitad de las organizaciones recurren a los servicios de empresas de selección externas.

Entonces, ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué habiendo un desempleo lejos del pleno empleo nos encontramos con una escasez de lo que se denomina “talento”? Si nos guiamos por la definición de talento por la RAE, nos encontramos con lo siguiente:

Talento:

Del lat. talentum ‘moneda de cuenta’, ‘unidad de peso’, y este del gr. τάλαντον tálanton.

  1. m. inteligencia (‖ capacidad de entender).
  2. m. aptitud (‖ capacidad para el desempeño de algo).
  3. m. Persona inteligente o apta para determinada ocupación.
  4. m. Moneda de cuenta de los griegos y de los romanos.

Al parecer, si nos guiamos por el mercado o por las necesidades de las empresas, nos encontramos ante una escasez de la segunda acepción, una escasez de aptitud. No obstante, como luego comentaré, una aptitud se puede aprender, por lo que una persona “talentosa” se puede considerar como aquella que tiene la capacidad para amoldarse y aprender aptitudes y dudo que haya escasez de este tipo de personas.

Pero, ¿Cuál es el estado actual de la aptitud en el empleo? ¿Por qué cuesta tanto encontrar a gente que posea la capacidad para el desempeño de determinados trabajos? A mi parecer, no se trata sólo de que las personas carezcan de habilidades o de capacidad de aprender. Por una parte, el mundo laboral ha cambiado mucho en los últimos años y, por otra, la economía Española ha cargado hasta el momento con un mercado del empleo muy dependiente de la estacionalidad y en el que el trabajo poco cualificado tenía un impacto elevado.

Me explico. No soy ningún economista, pero l mercado laboral español se  sustentó hasta el 2008 en el sector servicios (63% del PIB)   y la construcción (10’1% del PIB) como dos grandes pilares de la economía. Estos fueron dos de los grandes factores que consiguieron el “milagro español”. Las personas se podían ganar muy bien la vida en estos ámbitos y no había razón para dedicarse a otra cosa, ya que no era tan rentable.

No obstante, con la crisis, el paro subió exponencialmente y todos los sectores fueron súbitamente afectados. De hecho, los sectores que más la sufrieron, fueron la construcción y la industria manufacturera. Ahora, el paro está volviendo a datos del 2008, pero se está resituando.

Por otro lado, también ha habido cambios a nivel global, de manera que el entorno laboral está cambiando rápidamente y agresivamente. Aunque gran parte del trabajo que ha surgido en España, ha sido debido al sector de las actividades sanitarias y servicios sociales y de la Hostelería, si queremos ir a un modelo no estacional y con trabajo de calidad, no deberíamos apostar todo a ese camino.

Barcelona y Madrid se están convirtiendo en unas hubs tecnológicas cada vez más importantes y esta es una gran oportunidad para invertir en estos sectores que están apostando por estas ciudades. Parte del mercado laboral se está transformando, de manera que surgen una multitud de nuevos trabajos y, otros, se destruyen. Esto comporta que las personas deben adaptarse o sufrir el riesgo de quedarse obsoletas laboralmente y es especialmente acusado en las competencias digitales e idiomas y abre nuevos retos.

Esta carencia entre lo que el mercado puede ofrecer y las necesidades que tienen las empresas de competencias digitales, es un término que se denomina “brecha digital”. En un estudio de linkedIn y Capgemini (https://www.capgemini.com/es-es/news/capgemini-y-linkedin-lanzan-un-informe-sobre-la-brecha-digital-de-talento-los-empleados-estan-invirtiendo-sus-propios-recursos-para-mantener-su-competitividad/) se deja claro que el 59% de las empresas en España nota que esta brecha frena sus programas de transformación digital y pierden ventaja competitiva.

Ante esta situación, se han escrito ríos de tinta de cómo atraer a este tipo de perfiles de muchas maneras. Se intenta con Teleworking, puestos de trabajo más atractivos, posibilidades de carrera, buen ambiente, cambios en la cultura de la empresa y, si todo lo demás falla, con ofertas económicas. Aún con todo, la necesidad de este tipo de perfiles no hace sino aumentar y se va haciendo palpable que todas las soluciones planteadas no hacen sino paliar defectos estructurales.

Entonces, ¿Qué se debe hacer? A mi parecer, una solución para esta problemática, debe pasar por la formación. No sólo las personas deben invertir en su formación y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado, si no que las empresas también deben invertir en sus activos. Y no sólo en aquellas personas que ya tienen dentro de la empresa por tal de actualizarlas u ofrecerles nuevas oportunidades de carrera, si no también apostar por gente con buena actitud y predisposición para enseñarles las aptitudes que antes comentábamos.

No obstante, la formación no parece que esté siendo de gran ayuda hasta el momento. El 45% de los empleados dice que que los programas de formación no los están ayudando a adquirir nuevas aptitudes digitales, mientras que el 42% informa de que notan que las formaciones son inútiles y aburridas. Estos datos, de por sí, no son buenos pero, lo peor es que el 52% de las empresas han congelado su Budget para la formación o lo han reducido.

Con esta información, me planteo si no es hora de un cambio de la percepción sobre la formación que se tiene. Lo que tenemos en estos momentos es un problema estructural, sencillamente, el mercado no está preparado para las necesidades de las compañías, que evolucionan con gran rapidez. No se puede tapar un problema de estructura con cápsulas formativas o formación exprés que trate temas muy por encima. Lo que hace falta es dotar a las personas de unas buenas bases y sólo así podrán adquirir las aptitudes necesarias para adaptarse al nuevo paradigma.

De esta manera, es donde las universidades, centros formativos y academias pueden participar. Desarrollando programas formativos junto con las empresas y ofreciendo una formación a medida de las necesidades de las mismas, se pueden crear bases de talento para las compañías y colaborar de muchas maneras; Crear escuelas de juniors para las empresas, dotar de formación “de verdad” a los empleados, ofrecer de las herramientas necesarias a aquellos que quieren desarrollar su carrera profesional o programas de formación dual para los estudiantes son algunos ejemplos. Con todo esto, las empresas no sólo se harían un bien a sí mismas, si no que harían un gran bien a la sociedad.

Si las empresas desean seguir siendo competitivas y crecer, necesitan una buena base desde la que hacerlo y es por esta razón que no pueden desentenderse del entorno social. Cuándo el sector es tan competitivo y se invierte tanto en seleccionar y pagar el talento, puede ser un gran momento de empezar a formar al propio. Puede haber un gran riesgo de que ese talento abandone la compañía, pero con un plan de carrera sólido, un proyecto que entusiasme, un buen ambiente laboral y unos salarios competitivos, las empresas pueden garantizar un flujo fiable de talento recién horneado en el que la actitud se haya transformado en aptitud.

Anuncios

Un comentario el “¿Por qué dicen falta de talento, cuando quieren decir falta de inversión?

  1. Pingback: Lecturas de verano – plandempleo

¡Me encantaría saber tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23 julio, 2018 por en rrhh, talento, Uncategorized.

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: